viernes, 13 de enero de 2012

La cosa va de sueños

Muchas veces os habréis preguntado el porqué de nuestra existencia, adónde vamos y de dónde venimos. Yo, como es lógico, no os voy a dar la respuesta a tales preguntas, pero sí que puedo daros algunos consejos para disfrutar la vida al máximo, siempre desde mi experiencia.

Como ya sabéis, desde que llegué a Madrid no he parado. Si no estoy en un sitio estoy en otro y si no hago nada es porque estoy durmiendo. Cabe decir que yo llegué aquí con la mentalidad de la típica persona que se va a vivir fuera: sitios nuevos, personas nuevas, vida nueva, adiós rutina. Muchos no consiguen adaptarse rápidamente a las nuevas circunstancias pero lo dejan todo a manos del tiempo, algunos acaban pensando que su nueva vida no les gusta y terminan volviendo a su lugar de origen y otros tantos, como yo, se adaptan demasiado rápido.

La mayoría posiblemente admiraréis a personas en mi misma situación y el resto diréis que es fácil iniciar una nueva vida porque nadie te conoce y puedes empezar desde cero. Otros, directamente, ni opinaréis. Yo, siendo sincera, me admiro. Y no me admiro porque sea yo, sino porque no todo el mundo tiene las cosas tan claras y dos cojones (hablando mal y claro) para dejar el tiempo vivido y una vida ya hecha atrás. No todo es de color de rosa. Ni te encuentras a gente conocida nada más llegar a Madrid y bajar del avión ni te dan las cosas hechas, las tienes que hacer tú.

A pesar de que creo mucho en el destino y pienso que todo está escrito en un libro que ojalá supiese dónde se halla, lo único que te regalan es la vida, lo demás o lo buscas o lo pierdes. Tirado en el sofá de tu casa, con el mando de la tele en una mano y las palomitas en la otra mirando el fútbol no vas a conseguir nada más que el resultado de un partido. Levántate, arréglate, coge puerta y conoce mundo, así es como vas a vivir experiencias, muchas de ellas inolvidables.

Con todo esto quiero deciros que si tenéis un sueño debéis perseguirlo hasta conseguirlo, que si queréis conocer a alguien mováis el culo, porque ese alguien no va a venir a vosotros ya que, seguramente, desconoce de vuestra existencia. Hay que hacerse notar, valer, hay que tener cara, al fin y al cabo vida sólo hay una y no debemos desaprovecharla. Sé que en muchas ocasiones vais a encontraros mil y un obstáculos, pero ninguno de ellos va a ser impedimento para poder llegar a la meta. En esta vida nada es imposible (y cuando digo nada es NADA), os lo aseguro. Recapacitad, pensad un poco las cosas y que el tiempo decida.


"Que la suerte os acompañe" y recordad:

"La posibilidad de realizar un sueño es lo que hace que la vida sea interesante". (Paulo Coelho)